Gestiona tu Plan de Negocios

Un Plan de Negocios es indispensable para aterrizar la visión de tu empresa y éste debe estar fundamentado en información. Por esta razón, es aconsejable que contenga las ocho secciones que se exponen a continuación:

El resumen ejecutivo ofrece una impresión general sobre el Plan de Negocios. La claridad y la facilidad para la comprensión resultan especialmente importantes.  Debemos pensar en el lector y asegurarnos de que la estructura resulta clara y comprensible.

Una vez identificada la necesidad se ofrecerá una propuesta con el fin de satisfacer las necesidades de tus clientes potenciales y explicar hasta qué punto nuestra solución ofrece al cliente una utilidad única y documentar el estado de evolución del producto.

Además de la idea acertada, un entorno apropiado y el apoyo de una amplia lista de asociados, necesitaremos el impulso incansable del equipo de trabajo. A fin de cuentas, la diferencia entre el éxito y el fracaso está en la forma en la que se lleva a la práctica el Plan de Negocios, y esta tarea recae sin duda, en el equipo.

Por otro lado, resulta aconsejable elaborar un plan de Marketing en el cual se analice al mercado y la competencia, se elija el mercado objetivo y determinar la estrategia para el mismo.

Para que este Sistema de Negocios funcione correctamente deben estar claros cuáles son los elementos del que consta y cómo interactúan. Los aspectos de organización incluyen la asignación de tareas y responsabilidades, la planificación de personal, la dirección y una cultura corporativa.

Complementando este sistema, el plan de realización nos ayuda a ejercer una influencia significativa sobre el financiamiento y los riesgos de la empresa. Por lo tanto, va a sernos de gran ayuda, tanto a nosotros como a nuestros futuros socios, hacer un estudio exhaustivo de las interacciones de manera anticipada y el análisis de los efectos de las diversas influencias.

Toda empresa implica riesgos – especialmente en el caso de aquéllas de nueva creación y con un gran crecimiento – es por esto, que necesitaremos estudiar los riesgos de forma abierta y exhaustiva haciendo previsiones ya que nunca son absolutos y sólo se pueden calcular basándose en hipótesis.

Por último, el financiamiento consiste en cuánto va a costar poner en marcha la empresa y llevar a cabo una buena gestión de la misma. Para calcular la cantidad de dinero que necesitamos, podremos emplear un plan financiero basado en las hipótesis que hemos utilizado para prever la evolución del negocio, plantearnos cuál será la liquidez necesaria en cada momento para que la compañía pueda saldar deudas y considerar cómo y de dónde podremos obtener los fondos que necesitamos.

Esta herramienta no es un simple documento, es plasmar el proyecto en sí en papel para identificar las fortalezas, necesidades y sobre todo, para presentarse en caso de requerir asesoría o financiamiento.




No hay comentarios :

Como vender más con Inbound Marketing