Olvídate de las necesidades: crea deseos.

Alguna vez te has preguntado ¿por qué tus ventas no alcanzan los niveles esperados? La razón es que a la hora de gestionar un plan de ventas suele olvidarse que los productos no fueron hechos simplemente para satisfacer una necesidad, sino que se debe crear un producto que el cliente desee comprar.

Necesitar y desear pueden ser términos muy similares pero ambos poseen diferencias significativas, los primeros buscan resolver requerimientos básicos de los seres humanos, como la alimentación, la salud, vestimenta, etc. Por otro lado los deseos surgen una vez que se cumplen las necesidades.

Lo anterior se reafirma cuando vemos a un usuario comprando algo de una determinada marca, ya que así está comprando un deseo, no una necesidad. Los deseos varían de acuerdo a la cultura y personalidad de cada persona.

Como empresa debes convertir tus productos o servicios en deseos, por eso te presentamos tres puntos fundamentales para cumplir esta premisa:

1. Proyecta una imagen de superioridad: consigue que la envoltura, empaque o envase de tu producto sea llamativo y de calidad, recuerda que lo sencillo también puede ser llamativo, así el cliente se sentirá mejor que otros.

2. Precio más alto: no con esto motivamos a elevar las cifras de tus productos de manera estratosférica, pero lo barato está relacionado con algo de baja calidad, aún cuando los productos tengan excelentes atributos, analiza si debes distinguirte por precio o por calidad.

3. Vende un concepto: esto significa vender un status, no vendas ropa vende comodidad, elegancia, presencia, etc.

Con estos 3 fundamentales puntos conseguirás aumentar de manera significativa tus ventas y cotizarás a tus productos entre los más exitosos y deseados.



No hay comentarios :

Como vender más con Inbound Marketing