¿Parálisis por tanto análisis?

Como todo buen emprendedor tienes esa costumbre, buscas tener todo bajo control y pensar en todas las posibilidades habidas y por haber para encontrar una buena solución de negocios, piensas con detenimiento para desarrollar "ese proyecto" que tanto has querido poner en práctica y cuando menos te das cuenta alguien más te quitó la oportunidad o llegó el tiempo de la entrega de resultados.

¿Por qué sucede esto? Porque pensar mucho y no hacer NADA se está convirtiendo en una gran problemática de todo gerente, director, empleado, etc. No con esto decimos que sea malo pensar antes de actuar o que las cosas deben realizarse de manera mediocre ¡no! A continuación te presentamos una serie de consejos que te permitirán truncar los tiempos perdidos que pueden pasar desapercibidos entre tanto pensar:

  • Es bueno querer perfeccionar un proceso, un material, un manual, etc. Sin embargo todo tiene un límite, aprende a distinguir cuál es el límite de cada asunto.
  • Conócete a ti mismo, aunque el trabajo sea muy demandante también tú tienes limitaciones tanto físicas como intelectuales.
  • No te sientas menos al pedir ayuda a otros profesionales, acércate a tu equipo de trabajo, así podrás resolver las situaciones más fácilmente.
  • Ante un momento de crisis, afronta los problemas, aprende de los errores, di la verdad, esto te ayudará más que las mentiras o las disculpas fáciles.
  • No seas un suicida (empresarialmente hablando), no te quieras sentir un mártir arriesgándote más de lo que debes.
  • No hagas caso a comentarios negativos o alarmistas generados de manera injustificada por gente pesimista o que desconoce lo que haces.
  • Pide ayuda a quien sabes que lo hará, hay mucha gente que es experta en hacerte dudar aún más.

Recuerda, ante todo no te predispongas, lo único que puedes hacer es investigar una situación, estudiarla y actuar; también del error se aprende, no te frustres es mejor intentar muchas veces las cosas y fracasar, que planear eternamente y no hacer nada por miedo al fracaso.


FUENTE: Empréndemela

No hay comentarios :

Como vender más con Inbound Marketing