Haciendo marketing sin publicidad



La publicidad es el último recurso del marketing y aunque  te da visibilidad  los clientes pocas veces se vuelven  fieles a tu marca, ya que sólo han respondido a estímulos. 

Con una buena estrategia de marketing logras reflejar no sólo confianza sino también credibilidad, entiendes que los consumidores prefieren ignorar los mensajes unilaterales de la publicidad y a cambio les ofreces una mejor relación, te comunicas con ellos y les haces sentir que son importantes.

Entonces, ¿cómo hacer marketing sin publicidad?

Para que las estrategias de marketing funcionen cuida la apariencia de tu negocio. Generalmente, en la vida diaria, confiamos en personas que se ven bien y que tienen ciertas características físicas que nos transmiten confianza. Lo mismo pasa con tu negocio, su apariencia generara confianza o no.  Evalúa como se ve tu negocio dándole una nota del 1 al 5 a todos los detalles que componen tu imagen, desde la limpieza hasta la organización del espacio.

Así mismo, tener una política de precios clara es un punto clave que te  ayudará a transmitir confianza. No hagas que tus clientes potenciales se queden pensando en cuánto les costara tu producto o servicio, comunícale el precio claramente y si tienes un precio base y otros extras que agregar que sean fáciles de calcular.

Además,  los precios deben ser completos, es decir deben incluir todo lo que el cliente espera obtener, y no incluir servicios o productos extras sin antes preguntarle si los quiere. Tu cliente potencial tiene que saber qué está comprando y cuánto le va a costar claramente.

Tu equipo de trabajo. La manera más fácil de saber qué tan bien manejas tu negocio es preguntando a quienes te rodean. Pregúntaselo a cada miembro de tu equipo individualmente  si tu equipo es pequeño o en una reunión general si tu equipo es más grande y básate en sus comentarios para mejorar tu gestión.  

No hables mal de empleados, proveedores o clientes en público. Si tienes una Pyme probablemente no crees que sea importante tener cuidado con tu imagen pública, sin embargo, eres el representante de tu empresa cada segundo. Distínguete por ser coherente y justo, y obtendrás clientes sólo por eso.

Del mismo modo, tus clientes potenciales apreciaran si “abres” tu negocio, muestra tus finanzas, tu local, tu gestión de manera transparente y crea confianza.

No es fácil vender un servicio o producto si la empresa que los ofrece es una caja negra. Tus clientes potenciales necesitan ver a tu empresa de manera cordial y sincera. Si ven gente  trabajando eficientemente, información relevante y una organización impecable seguramente querrán ser tus clientes.

Esto es muy importante, a veces subestimamos las recomendaciones porque las consideramos algo  familiar, dado que usualmente no las usamos como una estrategia de marketing para hacer crecer nuestro negocio. Generalmente le decimos a nuestros amigos que nos recomienden pero no hay que detenernos ahí, hay que hacerlo sistemáticamente y elegir a quienes nos recomiendan.

Lo mejor de las recomendaciones son su eficacia en convertir simples contactos en clientes, sin la necesidad de invertir en publicidad. Además hay más probabilidades en obtener un cliente “que regresa” a partir de la recomendación de un amigo, que de alguien que ha visto tu publicidad.

Educa a tus clientes, vuélvete disponible y usa las nuevas tecnologías

De la misma manera, si basas tu plan de marketing en recomendaciones personales tus contactos deberían saber qué hace tu negocio en 25 palabras.

Elige al grupo de contactos que quieres educar y posiciónate usando estas 25 palabras que describen lo que tu negocio, servicio o  producto hace.

Sin posicionamiento no tiene sentido implementar acciones de marketing, así que esta es la primera clase para tus clientes. Luego puedes dar clases relacionadas a lo que ofrece tu negocio, demostraciones de cómo se usa tu producto, muestras gratis para que prueben tu producto, organiza un evento para que te visiten y conozcan los servicios que ofreces.

¿Tus clientes potenciales saben cómo o dónde encontrarte? si la respuesta es sí, una vez que te hayan encontrado tus servicios o productos deben estar disponibles para adquirirlos inmediatamente.

Ofrece un estacionamiento a tus clientes si tienes un local o  un servicio de delivery. Usa carteles y mapas para guiar a tus clientes hasta donde tu estas.  Utiliza directorios online, páginas amarillas y redes sociales u otros medios utilizados por tus clientes.

Emplea un servicio de contestador telefónico y devuélveles las llamadas a tus clientes. Haz una campaña de telemarketing, haz guerrilla marketing, marketing sensorial, verde o social. 

También puedes organizar eventos,  comunicar tus horarios de atención, tu teléfono y tu email. Usa la optimización para motores de búsqueda (SEO) para que encuentren tu sitio web.  Una vez que obtengas visibilidad tienes que estar disponible.

Finalmente usa las nuevas tecnologías,  que tu sitio web sea una herramienta para generar contactos, captar visitantes y convertirlos en clientes.

Un sitio web funcional y una estrategia de marketing online en los sitios frecuentados por tus clientes potenciales es esencial para incrementar tus ventas.

Después de conocer todos estos elementos queda claro que para hacer marketing sin publicidad solo necesitas creatividad, saber donde están tus clientes y cómo se comunican. Separar el marketing de la publicidad es saludable y rentable.


No hay comentarios :

Como vender más con Inbound Marketing