Actitud positiva para mejorar en tu negocio.

Cuando comenzamos cualquier proyecto que involucre decisiones a largo plazo, en el camino nos encontramos con múltiples dificultades. La actitud que, por lo general adoptamos es la de auto compadecernos, lamentarnos y culparnos o culpar a otros por nuestras decisiones.

En mayor medida, cuando nuestros logros se retardan, la sensación de pérdida se acrecienta y muchas veces es acompañada de arrepentimiento, preguntas como ¿por qué invertí en esto o aquello?, ¿por qué no guarde mi dinero? Estas se agolpan en la cabeza y cada vez nos sentimos peor, el recriminarse en nada ayuda, cuando estos sentimientos comienzan a reinar en nuestra mente, estamos en tierra derecha hacia el fracaso.

En los negocios, como en la vida, se gana y se pierde, todo tiene su tiempo y lo que ha de ser, será. La clave para llegar a poseer lo que tanto deseamos, está en mantener una actitud positiva y continuar trabajando para lograrlo.

La fe es la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve. Creer con toda nuestra humanidad que somos capaces de lograr lo imposible y mantenernos con todos nuestros sentidos apuntando hacia la meta. Focalizar nuestras metas nos ayuda a no olvidarlas, a saber por quien y para qué nos prepara para saltar todos los escollos del camino.

El camino a recorrer no es fácil, necesita trabajo, constancia, responsabilidad, coraje y por sobre todo fe… Fe en un futuro mejor, fe en que las cosas pueden cambiar, fe en que es posible lograr lo imposible, fe en que nuestro trabajo no es vano.

Nunca te rindas cuando las cosas no resulten, cuando el dinero tarde en llegar, cuando lo que tenías propuesto tarda más de lo planificado. Nunca te rindas porque mañana es un nuevo día y cada nuevo día trae una nueva esperanza.

Nunca te rindas, porque le fallarías a la persona más importante en tu vida… te fallarías a ti.

Actitudes positivas, insértalas en tu vida:

Acéptate: somos capaces de cambiar y de mejorar.

Deja que te ayuden: aprender que no siempre somos capaces de resolverlo todo.

• Se coherente: ser transparente y directo cuando debes comunicarte.

Mantén el buen humor: evitar las críticas y toma las cosas con calma.

• Aprende a aceptar a los demás: ser comprensivo con los demás ayuda a no ser tan severos con nosotros mismos.

Fuente: NuevaMente

No hay comentarios :

Como vender más con Inbound Marketing