Opciones inteligentes para tu aguinaldo

En diciembre llegan las posadas, los regalos, los buenos deseos y el ¡aguinaldo! Pero antes de correr a gastarlo, toma en cuenta las siguientes recomendaciones.

“Con el aguinaldo es lo mismo que con las bebidas: nada con exceso y todo con medida, de lo contrario terminarás con muchas deudas y dolores de cabeza”, afirma Eduardo López, profesor de Economía de la Universidad Panamericana.

El académico recomienda hacer un plan de gastos que incluya el pago de deudas, otra parte de ahorro y una más pequeña para la diversión.

En este caso, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recomienda que antes de salir de compras elabores una lista y compares precios en al menos tres tiendas.

Otras opciones inteligentes para utilizar tu aguinaldo son:

1. Para tu casa

Deja de pagar renta y da el enganche de tu vivienda propia. En el mercado hay inmobiliarias que te “apartan” un departamento de interés medio con sólo 10,000 pesos.

Si ya tienes una hipoteca, abona a la deuda. Dar 13 mensualidades al año a tu hipoteca “ayuda a reducir tu deuda significativamente, sobre todo en los primeros años del crédito porque estarás amortizando capital”, de acuerdo con Fernando Soto-Hay, fundador de Tu Hipoteca Fácil.

2. Fondos de inversión

Inviértelo en un instrumento que lo haga crecer a largo plazo, un año al menos, como un fondo de inversión, tu Afore o Cetes.

Existen esquemas que permiten ingresar con 1,000 pesos, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Otra alternativa es tu Afore, que está dando rendimientos de entre 9 y 10.7% anual. También están los Cetes, que puedes adquirir desde 100 pesos.

3. Abona a tus deudas

Está comprobado que las deudas financieras aumentan el estrés. Evita este malestar abonando o cancelando tus préstamos. Si tienes tarjetas de crédito da más del mínimo, así reducirás considerablemente el pago de intereses. Para saber cuánto te ahorrarás consulta esta Calculadora de Pagos Mínimos.

También aprovecha el dinero extra para dar pagos extraordinarios a otros créditos, por ejemplo, aquellos que sean a meses sin intereses.

4. Salva la cuesta de enero

Ahorrar dinero no sólo quiere decir juntar muchos billetes para después gastarlos en ropa o el último aparato tecnológico. El ahorro sirve para imprevistos o para enfrentar los momentos duros, como la cuesta de enero, cuando muchas cosas subirán de precio, entre ellas la gasolina y los cigarros. Recuerda que el Año Nuevo trae buenos deseos pero también pagos de colegiatura, renta, predial, agua, luz, teléfono…

5. Para estar al día

El aguinaldo es una recompensa por el trabajo que hiciste en el año, por eso también es válido destinar una parte de ese pago al crecimiento personal. “Invertir en la capacitación que permita mejorar las condiciones laborales te permitirá ser más competitivo”, aconseja Pablo López Sarabia, profesor de Finanzas en el Tecnológico de Monterrey. El académico agrega que lo importante es “no destinar el aguinaldo a objetos improductivos que sólo generen una satisfacción momentánea”.

Fuente: Elempresario.mx

No hay comentarios :

Como vender más con Inbound Marketing