Cinco mitos que pueden detener un arranque de negocio.

Con el paso del tiempo hemos conocido notables emprendedores en el mundo que han trazado su camino hacia el éxito, entre ellos Bill Gates, Larry Ellison y hasta Steve Jobs. Pero mientras que muchos de nosotros estamos familiarizados con las trayectorias que han tomado, tales trayectorias no son simplemente el camino que la mayoría de los empresarios caminan últimamente para lograr el éxito.
A tal efecto, queremos compartir cinco mitos alrededor de cómo llegar al éxito real siendo un empresario emprendedor:

Mito 1: Contrata gente inteligente y deja que hagan su magia.
Verdad: Contrata estrellas y deja que hagan su magia
La inteligencia es importante, pero solamente en cuanto ayude al buen funcionamiento y la mejor ejecución. Necesitas gente dispuesta y capaz de trabajar como parte de un equipo, y las contribuciones individuales superiores a veces pueden afectar negativamente al funcionamiento del equipo, creando un conflicto afectivo.
Mito 2: Todo es sobre tu gran idea
Verdad: Todo es sobre tus clientes
Muchos aspirantes a empresarios esperan sobresalir con la “mejor idea” que rápidamente los hará alcanzar el éxito, fama y fortuna. Pero la realidad es que las ideas son como una moneda al aire e incluso las mejores se deben lanzar en el momento adecuado. Es muy pronto y aún tu producto o servicio no tiene demanda, o es muy tarde y has perdido el mercado meta. Es mucho más fácil satisfacer una necesidad existente con tu producto o servicio, que convencer a la gente que lo necesita en el primer lugar. En otras palabras, todo es sobre tus clientes.

Mito 3: Los conflictos son malos.
Verdad: Los conflictos afectivos son Malos, los conflictos cognoscitivos son Buenos.
La investigación nos demuestra que algunos conflictos son buenos y otros son malos. El conflicto cognoscitivo, o conflicto bueno, ayuda a las compañías a eliminar el centralismo en las decisiones y a abrirse a posibilidades estratégicas. Por eso, este tipo de conflictos se caracterizan por brindar discusiones sanas sobre el “¿qué hacer?” y “¿porqué hacerlo?”; generando así decisiones estratégicas múltiples que nos permiten elegir opciones. Los conflictos malos en ocasiones se les conocen como “conflicto afectivo”, pues consiste en discusiones sobre el “cómo” hacer algo o “quién” debe estar en control de hacerlo. Al contrario de un buen conflicto, se ha encontrado que puede llegar a destruir la moral y disminuir el buen funcionamiento.

Mito 4: Todo es sobre el trabajo duro, no esperes tener una vida.
Verdad: Todo es sobre los resultados que logres y necesitas tener una vida.
Algunas compañías tienen una cultura desafortunada donde el trabajo duro no es cuestión de propia voluntad sino de un mandato de superiores. Cuando las cosas se ponen pesadas, la gente trabaja duro. Cuando las cosas son buenas, la gente trabaja más duro aún para intentar continuar con el buen funcionamiento. Pero este ciclo falla cuando la gente se estresa, se enferma o simplemente renuncia. Como en el Mito 1, lo más importante es la efectividad de los empleados. Ciertamente quieres tener gente inteligente para que el trabajo este bien hecho y que trabaje duro para lograr la misión de tu empresa. Pero requieres efectividad, no trabajo duro o inteligencia. Esta habilidad de comenzar una empresa y tener una vida no solo es para tener un estilo de vida empresarial, sino para todos en general.
Mito 5: Es una batalla creciente hasta que un día, todo llega en conjunto.
Verdad: Es un viaje en montaña rusa.
Muchos empresarios aspirantes, ha llegado a creer que la trayectoria de un arranque de negocio implica el trabajar duramente hasta que se logre conseguir un gran cliente o se lance el producto perfecto y después de eso, todo sea fácil. La realidad es que esto es como un paseo en montaña rusa, con los altibajos que raramente terminan. El lunes tu compañía llega a valer $1 millón de dólares, el miércoles te quedas sin efectivo en el negocio y para el viernes tienes la gran idea de que el siguiente producto o servicio de tu negocio revolucionara la industria.





Fuente: GigaOm






No hay comentarios :

Como vender más con Inbound Marketing