¿Por que contar con un DRP?

El tener un DRP (Disaster Recovery Plan), es tan particular como el corte de cabello de las personas. Lo que funciona para una empresa no siempre funciona para otra. Hay planes complejos y muy completos para empresas en las que el perder unos minutos de operación puede significar miles de pesos, como por ejemplo un banco.
En estos casos el tener una redundancia completa es más importante que el costo físico que se duplica.
Sabemos que hay algunas empresas que pueden  permitir el lujo de parar unas horas su operación o producción como es el caso de las fábricas, donde sus procesos no sean 100% automatizados, o diversos despachos contables también es el caso.
En estos casos el lapso entre la caída o pérdida de información y la capacidad de recuperación de operación puede tomar unas cuantas horas sin que la pérdida sea considerable para la empresa.

Esta imagen a continuación muestra una grafica sobre el tiempo estimado en que una compañía puede estar sin operación y el tiempo que este representa.
Finalmente hay empresas que pueden prescindir inclusive de operar con computadoras durante un lapso  considerable inclusive días, como una PyME donde la operación no depende de los sistemas de cómputo por completo.
Hay diferentes medios de respaldo, como son cintas magnéticas,  DVD, CD, o inclusive discos duros externos.
Hay empresas que utilizan software complicado y completo, que permite tomar respaldos en tiempo real de los servidores y equipos y empresas que no utilizan ningún software para sus respaldos.
Debemos considerar que el DRP, debe adecuarse a las reglas de negocios y necesidades de la empresa, por tanto el primer paso para tener un DRP adecuado es acercarse a los expertos e invertir en un desarrollo a la medida que tome en cuenta todas sus necesidades, las conocidas y las desconocidas ya que la información es el activo más valioso de la empresa.

Los empresarios y empleados normalmente tienen identificadas las necesidades primordiales de sus negocios, pero en adición a esas necesidades, hay otras tantas que no tenemos claramente identificadas pero que son necesarias para la operación de la empresa.Un ejemplo son las transacciones de almacén, es probable que un gerente de operaciones indique que es una necesidad el respaldar la información de las operaciones de los almacenes, pero se olvidan de las máquinas de los almacenistas.

Otra necesidad desconocida es un plan para recuperar información en el caso de un empleado desleal o que es despedido intempestivamente y que borra información crucial de su máquina. Esta no es una necesidad que se pueda prever, pero es una necesidad desconocida.

Después de haber invertido cualquier cantidad en desarrollar un DRP, y estar seguro que elDRP que se tiene es el adecuado para sus necesidades, llega la fase de la implementación.  Esta fase es primordial por que hay que ayudar a las personas involucradas en el proceso a adquirir una cultura DRP, así como acostumbrarlas a aplicar las mejores prácticas para que este sea efectivo, es primordial que tu empresa cuente con un DRP en todo momento y así evitar problemas con tu información en un futuro, debemos ademas recordar que un DRP no solo es respaldos de tu información si no que es todo un plan para mantener a tu compañia con un plan de contingencia a cualquier situación.

1 comentario :

Ricardo Rodríguez dijo...

El análisis de la relación entre el tiempo en que la actividad se detiene y el costo de la interrupción resulta muy interesante. Felicidades por la entrada.

Como vender más con Inbound Marketing