¿Cómo se hace un flujo de caja?

Por: Jorge Nuncio / Gerente e-ngenium Infraestructura.


El flujo de caja es la acumulación neta de activos líquidos en un periodo determinado y, por lo tanto, constituye un indicador importante de la liquidez de una empresa.
El estudio de los flujos de caja dentro de una empresa puede ser utilizado para determinar:

• Problemas de liquidez. El ser rentable no significa necesariamente poseer liquidez. Una compañía puede tener problemas de efectivo, aun siendo rentable. Por lo tanto, permite anticipar los saldos en dinero.
• Para analizar la viabilidad de proyectos de inversión. Los flujos de fondos son la base de cálculo del Valor actual neto y de la tasa interna de retorno.
• Para medir la rentabilidad o crecimiento de un negocio. Cuando se entienda que las normas contables no representan adecuadamente la realidad económica.

Los flujos de liquidez se pueden clasificar en:
1. Flujos de caja operacionales: Efectivo recibido o expendido como resultado de las actividades económicas de base de la compañía.
2. Flujos de caja de inversión: Efectivo recibido o expendido considerando los gastos en inversión de capital que beneficiarán el negocio a futuro. (Ej: la compra de maquinaria nueva, inversiones o adquisiciones.)
3. Flujos de caja de financiamiento: Efectivo recibido o expendido como resultado de actividades financieras, tales como recepción o pago de préstamos, emisiones o recompra de acciones y/o pago de dividendos.

Pero ¿Cómo se hace un flujo de caja?
Esto causa y efecto de acuerdo al estado de situación inicial. Usualmente se trata de una matriz con columnas y filas. En las columnas se disponen los períodos, por lo general, meses; y en las filas los ingresos y las salidas de dinero.
• Entradas: Es todo el dinero que ingresa la empresa por su actividad productiva o de servicios, o producto de la venta de activos (desinversión), subvenciones, etc.

• Salidas: Es todo dinero que sale de la empresa y que es necesario para llevar a cabo su actividad productiva. Incluye los costes variables y fijos.
Para su elaboración es útil usar una plantilla de cálculo.

La fórmula que se puede usar para sacar el flujo de caja proyectado es:
+Ingresos afectos a impuestos - gastos afectos a impuestos - gastos no desembolsados = utilidad antes de impuestos (BAI) - impuestos = utilidad después de impuestos (BDI) + ajustes por gastos no desembolsados (amortizaciones y provisiones) - egresos no afectos a impuestos + beneficios no afectos a impuestos = flujo de caja.
En la actualidad, las empresas requieren de información clara y actualizada para la toma de decisiones oportuna. Los sistemas administrativos son herramientas que proporcionan dicha información a los directores, gerentes y responsables de las áreas financieras. Esto nos lleva a pensar, que el tener controles administrativos sistematizados no es una opción, es una obligación.

Saludos Cordiales,
Jorge Nuncio.

No hay comentarios :

Como vender más con Inbound Marketing