¿Sirve o no tu plan de mercadotecnia? Evita dolores de cabeza

Es necesario un departamento de marketing dirigido por alguien que piense como inversionista y que haga rendir cada peso

Muchos nos preguntamos sobre mercadotecnia y sus variables. Cuando se trata de invertir en ella, la duda que surge tiene que ver con el rendimiento que se espera de su uso. Al dejar de pensar como negociante, o bien, como inversionista, el mercadólogo se convierte en un teórico destinado a tener mediocres y vagos resultados.

Esta meditación surge de una frase que se repite mucho en las empresas y que es verdaderamente terrible:
¿La mitad de mi mercadotecnia no funciona, pero no he detectado dónde está el problema?

Si partimos de que la mercadotecnia se basa en el uso de diferentes herramientas, con el objetivo de que el ofertante venda y el demandante satisfaga sus necesidades, lo que se espera es que sea realizada por gente que tiene una mentalidad de negocios ¡para vender más! Es decir, ¿tú le darías tu dinero a un asesor en inversiones que no sólo te ofrezca menos rendimientos que una inversión promedio, sino que además se justifique diciendo que hizo lo correcto con la mitad de tu dinero, ¿aunque haya perdido el resto?

El fin justifica los medios
No importa la estrategia que el encargado de mercadotecnia siga. El resultado ha de evaluarse yendo mucho más allá de los incrementos en ventas y la participación en el mercado.

Al final, es necesario analizar el Rendimiento sobre Capital Invertido, lo cual quiere decir que la estrategia deberá surgir del objetivo único:
Ofrecer el mejor rendimiento por la inversión realizada. Cuando me preguntan: ¿Me conviene abrir un negocio?, mi respuesta será por lo general… Sí, siempre y cuando el negocio te deje más que el capital invertido en un magnífico instrumento convencional. Lo mismo aplica en mercadotecnia.
Otra pregunta:
¿Realizo una estrategia de promoción con foco en mejora de posicionamiento vía publicidad? Si el capital destinado a la campaña retorna con mayor rendimiento del que ha de brindar la inversión en un periodo semejante, pagando un excelente asesor en inversiones, entonces la respuesta es obvia.
¿Incrementamos el presupuesto destinado a capacitación en ventas directa y telemarketing?? Bueno, si eso te asegura que lo que inviertas para ese fin te va a dar más que meterlo a la bolsa, entonces adelante; y así en cada rubro de mercadotecnia: estrategia de precio, estrategia en apertura de plazas, promoción, nuevos productos (no importa qué, importa el retorno de la inversión).

Una marca que dé retorno
Ahora, analicemos un punto todavía menos sutil, y es el relacionado a construcción de marca y creación de posicionamiento. Comúnmente escuchamos:
Mercadólogo: ¿Lo importante es que, al final, su marca sea más fuerte?
Cliente: Ok, así que ¿puedo suponer que, siguiendo una estrategia de marca, no sólo recibiré un mejor rendimiento sobre mi capital, sino que, año con año, podré invertir lo mismo y ganar más?? ¡Exacto! Esto es el ROB (Return over brand o Regreso sobre la marca).
Un sello bien posicionado y manejado, mercadológicamente hablando, seguramente se constituirá como un activo que facilite la aceptación de nuevos productos o servicios. De esta manera, lo que hoy me llevó un año, dentro de un periodo más corto me llevará medio año y con mayor poder de penetración al mercado objetivo.

De esta manera, debemos decir que para llevar un plan de mercadotecnia con un sentido empresarial, deben ser considerar los siguientes puntos.
Nuevos negocios. Deben ser analizados y apoyados por mercadotecnia.
Nuevas estrategias y lanzamientos de productos. Su aceptación debe ser observada a través de la estrategia de mercadotecnia.
Telemarketing y venta directa. Requiere estar alineado a mercadotecnia.
Alianzas estratégicas. Por su contenido con relación a la marca, debe pasar por el filtro de mercadotecnia.
En fin, hasta la publicidad, que, para ser honestos, es lo más divertido de la inversión, donde el glamour y la moda entran en juego, debe ser trabajada incluso codo a codo con una agencia de publicidad.

En conclusión, la dirección de mercadotecnia es muy bien vista, y su principal objetivo siempre debe ser maximizar la inversión del o los dueños de la empresa, o mejor que ni siquiera exista.
Y es indispensable que toda la mercadotecnia sirva, absolutamente t-o-d-a, o no sirve de nada.

Es necesaria un área de mercadotecnia dirigida por alguien que piense como inversionista, que comprenda y haya vivido en carne propia la importancia de recuperar cada peso invertido con una ganancia superior a la que puede darle un buen asesor de inversiones, y cuando digo superior, hablo en serio de algo en grande.

Aportación: Mario Rodríguez / Ejecutivo de cuenta.
Por: Rodolfo Urdiain

No hay comentarios :

Como vender más con Inbound Marketing