BPM: Mejorando La Productividad En Tiempos De Crisis

El mundo ha vivido con expectación en los últimos meses varios "días negros" en las bolsas de valores y la pregunta que salta a primera vista es si nuestras empresas están preparadas para enfrentar la crisis que ya estamos comenzando a sentir con la inestabilidad del dólar, el precio del cobre y los combustibles. Para muchos, la respuesta es no. Sin embargo, aún es tiempo de buscar formas de mejorar la productividad de nuestras compañías y conseguir una mayor rentabilidad, incluso en tiempos de crisis.

La tecnología nos ofrece un sinnúmero de posibilidades. Aunque la inversión en este ítem es una de las primeras que tendemos a dejar de lado en momentos de riesgo, innovar es clave para mejorar la productividad, entre otras formas a través del mejor manejo de los procesos internos cruciales para el funcionamiento de la compañía. Metodologías como el Business Process Management o BPM aparecen para mejorar la eficiencia, sistematizando la gestión de los procesos de negocio para entregar un control total de las tareas en todos los niveles de la empresa, permitiendo su medición y análisis.

Una solución de BPM, por ejemplo, permite la administración de un sistema documental para compartir toda la información disponible entre todas las áreas de la compañía, desde el CEO hasta los empleados de menor rango. Asimismo, integra el control del flujo de trabajo, formalizando y optimizando la comunicación interna, además de monitorear las bases de datos para alertar el vencimiento de tareas y actividades. Se trata de un sistema "vivo" y actualizable en tiempo real, que permite cubrir el 100% de una organización bajo una estructura formal de comunicación, incluyendo el control de procesos blandos como los resultados de una campaña de marketing, tareas claves que hasta ahora son imposibles de medir, a diferencia de los procesos duros como los incluidos en el área financiera y que son controlados por los ya clásicos ERP (Enterprise Resource Planning).

En tiempos de crisis, todos los esfuerzos son necesarios. Y no se pueden malgastar recursos humanos ni físicos, y las empresas deben ser lo suficientemente creativas e innovadoras para diversificar sus negocios. Pero de todas maneras, las buenas ideas deben ir necesariamente acompañadas por una mejora en la gestión de los procesos, que permita manejar adecuadamente los esfuerzos de la compañía. De ahí la importancia de llevar un control de qué se está haciendo en la empresa, por ejemplo, para vender algún servicio o producto a un cliente, de manera de medir luego la efectividad del acercamiento. Evaluar estos resultados, a través de una solución de BPM, permite hacer potenciales mejoras a los procesos de negocios, con el objetivo de elevar la productividad de la organización y obtener una mayor rentabilidad, tarea fundamental para enfrentar en buen pie las fluctuaciones económicas que estamos viviendo.

Así, es tarea de cada compañía aprovechar la oportunidad que genera este momento de crisis para buscar nuevas formas de crecer e innovar, estructurando sus modelos internos en base a herramientas y aplicaciones capaces de generar un impulso diferenciador en medio de los problemas y la proyección necesaria para seguir siendo productivos en el largo plazo.

Únicamente cuando se tiene el control total de los procesos del negocio, la empresa puede concentrarse en aportar valor a los clientes, conseguir ventajas competitivas y obtener beneficios.


Fuente: Juan José Gaete.

Participación por: Claudia Ruíz, Marketing Staff.

No hay comentarios :

Como vender más con Inbound Marketing